TORSIONES

Permiten rotar la columna vertebral de manera efectiva, lo que incrementa la flexibilidad de la espalda y la cadera.

Masajean órganos internos rejuveneciéndolos.

Reducen el dolor en la zona dorsal y lumbar.